¿Quién es un apátrida?

La convención sobre el estatuto de los apátridas de 1954 define legalmente a la persona apátrida como toda persona que no sea considerada como nacional suyo por ningún Estado, conforme a su legislación. La ciudadanía y nacionalidad de una persona pueden ser determinadas basándose en leyes del país donde nació o donde sus padres nacieron. Una persona también puede perder su ciudadanía y nacionalidad de varias formas, incluyendo cuando el país deja de existir o si adopta nuevas leyes de nacionalidad que discriminan en contra de ciertos grupos.

El ACNUR ha lanzado un Manual sobre la protección de las personas apátridas, para explicar la definición de la apatridia y las consideraciones en procedimiento que influyen en la determinación de apatridia de un individuo. Estos documentos sirven como guia para países, pero las soluciones disponibles a personas apátridas son diferentes entre países.

Actualmente, el gobierno de los Estados Unidos no participa en la determinación del estatus de apátrida. Asimismo, el  ser apátrida en Estados Unidos no trae beneficios legales bajo el sistema legal estadounidense. Si una persona apátrida es deportada en los Estados Unidos, puede enfrentar dificultades como:

  1. La incapacidad de obtener documentos de viaje;
  2. La separación familiar a largo plazo, por la misma incapacidad de obtener documentos de viaje;
  3. La posibilidad de ser detenido en un centro de detención de inmigrantes durante meses o más tiempo;
  4. Tener que reportar a autoridades migratorias después de recibir una orden de supervisión;
  5. Requerir que solicite documentos de viaje de todo país del cual el individuo diga ser ciudadano (sea por parentesco o lugar de nacimiento);
  6. Requerir que se contacte a terceros países para pedir permiso de ser deportado ahí, independientemente de si tiene lazos con esos países o no;
  7. Requerir que se mande solicitud de autorización laboral cada año.

Recursos del ACNUR