Siete propuestas de ACNUR para el próximo Parlamento Europeo

Los conflictos, la violencia y la persecución obligan a más y más personas a huir de sus hogares. La mayoría de ellas se desplaza dentro de su propio país o huye a países vecinos, no a Europa. A pesar de que las llegadas al continente europeo en busca de seguridad han descendido, muchos siguen perdiendo la vida trágicamente en el mar, buscando un futuro mejor. Las devoluciones sumarias y automáticas, y los abusos en las fronteras terrestres continúan, lo que impide a muchos acceder a la protección.

La Unión Europea (UE) puede liderar la protección de los refugiados dentro y fuera del continente, apoyando la puesta en práctica del Pacto Mundial sobre Refugiados. Entre sus objetivos está el proporcionar más apoyo a los países que acogen a la mayor parte de los refugiados, así como fomentar un reparto más equitativo de la responsabilidad para con los que han sido forzados a desplazarse.

A través de una respuesta común, los países de la UE pueden gestionar la llegada de personas de manera humana, segura y ordenada, beneficiando tanto a los refugiados, como a las comunidades que los acogen. Apoyando a países fuera del continente, la UE puede también reducir el número de travesías peligrosas y ayudar a los refugiados a encontrar oportunidades que les permitan, no solo sobrevivir, sino también prosperar.

Proteger mejor a los refugiados en la UE y en el mundo

Los miembros del próximo Parlamento Europeo tienen una oportunidad única e importante para:

Proteger el derecho de todas las personas a la seguridad y al asilo

Toda persona que huye de un conflicto, violencia o persecución tiene derecho a solicitar protección. Las personas que deseen solicitar asilo en las fronteras deben tener la oportunidad de hacerlo. Los niños y niñas nunca deben ser detenidos, y los adultos sólo como último recurso y por tiempo breve o determinado. Los derechos humanos son para todos y deben respetarse siempre.

Crear sistemas de asilo rápidos y justos en la UE

Las personas que huyen de conflictos, violencia y persecución, y llegan a la UE, deben ser identificadas rápidamente, para que puedan recibir ayuda y asilo. Aquellas que no necesitan protección también deben ser identificadas rápidamente, y podrían ser devueltas, con dignidad y respeto.

Mostrar solidaridad entre los países de la UE

La responsabilidad para recibir y acoger a solicitantes de asilo y refugiados puede compartirse de una manera justa y práctica mediante su reubicación desde los Estados miembros que más reciben a otros países de la UE.

Ofrecer más vías legales para que los refugiados puedan alcanzar la seguridad en Europa

Un mayor compromiso de los Estados de la UE en reasentamiento y otras vías de acceso seguras y legales reduciría el número de personas que se embarcan en peligrosos viajes en busca de protección en Europa.

Salvar vidas en el mar

Ante las trágicas muertes en el Mediterráneo, se necesita reforzar la capacidad de búsqueda y rescate, así como puertos seguros de desembarco. Los Estados de la UE deben ponerse de acuerdo sobre dónde desembarcar con seguridad a las personas rescatadas en el mar.

Acoger a los refugiados en sus nuevos hogares

Las personas rehacen sus vidas más fácilmente cuando se sienten seguras, viven en condiciones decentes y pueden disfrutar sus derechos humanos, como la educación. Si se les da la oportunidad, los refugiados se integran y contribuyen significativamente con sus sociedades de acogida.

Ayudar a los refugiados a prosperar allá donde estén

El apoyo de Europa a países de todo el mundo permitiría a los refugiados reconstruir sus vidas allá donde se encuentren. Con esta perspectiva de futuro, muchas menos personas arriesgarán sus vidas para llegar a Europa

Siete acciones.

Un futuro en común.

Está en tus manos.

Comparte esta página

Facebook   Twitter

Share This